Museo de Arte Religioso de Cali

Una joya valiosa del Centro Histórico de Cali.

Fotografías y texto por oficina de comunicaciones del Museo.

El Museo de Arte Colonial y Religioso La Merced de la Congregación de Misioneras Agustinas Recoletas, una joya preciosa custodiada por una fortaleza de edificios de diferentes épocas, que recuerda el “mito” relacionado con el nacimiento de Santiago de Cali.  Se encuentra en el claustro adjunto a la Iglesia de La Merced, que fuera construido y habitado por los frailes Mercedarios por casi tres siglos, sobre el sitio donde, según la tradición, se celebró la ceremonia religiosa de la fundación de la ciudad en 1536, el día de la fiesta de Santiago apóstol, y que al parecer, se inauguraría como convento apenas 6 años después en 1542.

Esta edificación es testigo de excepción y sobreviviente a un mal entendido concepto urbano de “progreso” que se lleva todo a su paso sin contemplaciones, a terremotos, inclemencias del clima, a la exclaustración de los frailes en 1821, a la ocupación por el primer gobierno republicano, al uso educativo con la fundación del Colegio Republicano Santa Librada en 1823, a las adaptaciones, reformas y actualizaciones dictadas por la “moda” de principios del siglo XX, a la explosión de 1956, y a diferentes amenazas de demolición.

Hoy, en un ambiente único de paz y tranquilidad, se aprecian los arcos de medio punto, ventanas y puertas bajas de los siglos XVII y XVIII, así como las estrechas escaleras de aquel siglo, adornadas con cerámica española decorada con motivos de influencia árabe o mudéjar; pinturas murales; el muro más antiguo de la ciudad del siglo XVI, dejando ver su tecnología constructiva; columnas en madera y la original Pila de Crespo, única fuente pública de agua que se conserva en Cali, donada por la familia Ospina Lloreda en 1978, año en el que se concluyó la restauración del conjunto conventual y se inauguró El Museo.

Los visitantes, amantes de las obras de arte, encuentran una valiosa colección de piezas artísticas coloniales compuesta por pinturas, esculturas, platería, muebles, ornamentos, libros y otros objetos; así mismo recorrer las capillas de La Merced y Los Remedios y visitar la famosa fábrica de hostias, dirigida por las religiosas.

Así pues, Cali no es solo salsa y “cholao”, también cuenta historias a través de su patrimonio arquitectónico que se escuchan cuando se camina su Centro Histórico, un lugar lleno de edificaciones que enseñan el origen de esta gran ciudad.

Mayores informes en los teléfonos: (57-2) 8880646 y celular (57-2) 313 359 5182. Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. web: www.museolamercedcolonial.tk.