Galeria del la Alameda.

ALAMEDA, la plaza llena de historia y sabores

 Escrito por Jhon Faber Moreno

Fotografiado por Aimer Álvarez 

En el barrio Alameda hace más de 65 años se inició el proceso mediante el cual la agronomía y el campo se adueñarían de lo que hoy denominamos LA PLAZA DE MERCADO ALAMEDA. Desde el momento en que los campesinos llegaron a establecer un lugar improvisado para ofertar sus productos, forjaron este maravilloso espacio digno de admiración por la organización que han adquirido con el paso del tiempo.

Ubicada en la calle 8 y 9 entre carreras 26 y 24, la Galería Alameda, como es conocida en Cali, está dividida por sectores los cuales son una mezcla de olores del campo y colores vivos de las frutas y verduras frescas. Son 4.600 metros cuadrados donde se encuentran más de 500 comerciantes que inundan los sentidos de los visitantes que buscan identificar la cultura e identidad de los caleños a través de sus productos.

Llegando al planchón se encuentran delicias gastronómicas como las Rellenas de Las Carolinas, cocina de la zona andina que brinda una experiencia primaria, donde el emplataje en hojas de plátanos de sus alimentos te transporta a las cocinas de los primeros caleños.

Los saberes y olores de la cocina tradicional vallecaucana se ven inmiscuidos en los diferentes establecimientos que se encuentra en la galería, los cuales son diversos en su forma y en su contenido: asaderos que ofrecen las mejores carnes, sevicherías y restaurantes donde la comida de mar es la protagonista, ofreciendo lo mejor del litoral pacífico.  

Podemos encontrar almacenes de abarrotes, de plásticos y de esoterismo ubicados al lado de puestos de venta de hierbas usadas para curar cualquier mal habido o por haber. Para un número significativo de caleños, comprar en la alameda es una tradición que se viene fortaleciendo con el  pasar del tiempo, especialmente los fines de semana cuando este lugar logra la significativa cifra de 4.500 visitas.

Así las cosas, podemos decir que la Galería Alameda es la viva representación de la cultura de los hogares de Cali, donde encontramos una mezcla de regiones que se transportan en camiones desde diferentes localidades del país, para darle vida día a día a este conglomerado comercial donde los productos de campesinos y pescadores convergen en un espacio tiempo que lleva a los visitantes de los Andes al Pacífico solo al cruzar una esquina.